Historia‎ > ‎

Entre 1983 y 1999

ENDA ha trabajado históricamente con tres poblaciones (organizaciones de mujeres, población recicladora y organizaciones juveniles), y posteriormente con otros actores (Centros Educativos Distritales y Organizaciones Comunitarias). Este compromiso ha sido permanente. En el periodo mencionado, el trabajo realizado con estas poblaciones puede sintetizarse así:

Organizaciones de mujeres de la ciudad, especialmente recicladoras, liderezas sociales territoriales y educadoras comunitarias organizadas en jardines infantiles: el trabajo realizado más importante fue implementación de tecnologías socialmente apropiadas de potabilización de agua y procesos de agricultura urbana; en mejoramiento de vivienda; en cualificación del trabajo comunitario. Una labor importante fue, y sigue siendo, la lucha contra la feminización de la pobreza, creando iniciativas de generación de ingresos y autonomía financiera, como cadenas de ahorro y crédito, restaurantes comunitarios.

Por otra parte, ha habido énfasis en el trabajo de género, en la batalla por la construcción de igualdad y equidad entre géneros, en la construcción y cualificación de liderazgos femeninos; en el acceso de las mujeres a la esfera pública, en su participación en escenarios ambientales, sociales, culturales, en las escalas local, regional y de ciudad. Los intercambios de mujeres de diversas ciudades, las alianzas estratégicas entre organizaciones de mujeres, las búsquedas en la defensa de sus derechos, han sido prioritarios históricamente para ENDA. La principal alianza se realizó con FUNDAC, organización de educadoras comunitarias con 17 sedes en Bogotá, y con el Grupo de Apoyo Pedagógico, GAP, con las que se realizaron 5 Encuentros de Organizaciones Populares de Mujeres (Realizados entre 1995 y 2002.): (con cerca de 500 mujeres), con los temas de: i) La participación política de las organizaciones populares en la concertación y gestión local urbana; ii) Retos y esperanzas de las mujeres en la urbe; iii) Derechos Económicos, sociales y culturales; iv) Gestión Integrada del Medio ambiente urbano y v) Políticas de Bienestar y discriminación de género.
Población Recicladora: en el acompañamiento a esta población, ENDA propició la conformación de organizaciones, su consolidación y fortalecimiento; impulsó, desde la Escuela Popular de Reciclaje (1995 a 1998) y desde otras iniciativas, procesos de formación en temáticas ambientales, en defensa de sus derechos (sociales, económicos, culturales, ambientales); en su participación en el desarrollo local, en temáticas organizacionales (cooperativismo, técnicas contables y administrativas). Se trabajó (y se continúa en ello) en la dignificación del oficio del reciclaje popular, así como de la misma población recicladora, visibilizando su papel ambiental en el manejo de residuos de la capital y la deuda social y ambiental que la ciudad tiene con ella, a partir de investigaciones como la caracterización socio-cultural de la población, la lógica económica del reciclaje popular, los circuitos del reciclaje popular. ENDA siempre ha acompañado la lecto-escritura para adultas/os y refuerzo escolar para niñas/os.

Otros dos procesos importantes se desarrollaron: el seguimiento y acompañamiento a procesos de reubicación digna ante el riesgo de desalojo (Comunidad Pedro León Trabucci), y las iniciativas para el mejoramiento de su calidad de vida y la generación de ingresos a través de procesos de economía popular solidaria, o en proyectos de articulación a actores generadores de residuos en la construcción de vínculos de reconocimiento y respeto mutuo y manejo concertado de desechos, tales como: Industrias, Instituciones Distritales, Centros Educativos Distritales, Colegios privados, Centros comerciales, Unidades residenciales, Juntas de Acción Comunal y Parroquias.

Organizaciones juveniles: con esta población ENDA desarrolló iniciativas en el campo de las comunicaciones, con grupos de Suba, Bosa, Ciudad Bolívar, Kennedy, San Cristóbal, Usaquén y Engativá. En torno al trabajo de radio comunitaria se llevaron a cabo intercambios juveniles sobre derechos e identidades. Las/os jóvenes realizaron piezas comunicativas como videos (alrededor de temas ambientales, participación política, inclusión sociales) y publicaciones diversas (sobre juventud y vida cotidiana, juventud y desarrollo local); se propiciaron encuentros juveniles a escala de ciudad e intercambios entre jóvenes y sus organizaciones entre diversas ciudades colombianas y latinoamericanas.

Comments